Volver

Fecha: 2/6/2019

Vía Verde del Tarazonica y Monasterio de Veruela


Crónica de un gran día.


Salimos en bus de Zaragoza sobre las 9 de la mañana y después de una parada logística, llegamos a Malón, punto de encuentro con los aragüenses que acudían por su cuenta y de inicio de la andada programada. Tras unas magistrales maniobras de Javier, nuestro chófer, se abren las puertas del bus para el desembarco.
 
Sobre las 11, una vez reunida toda la trole, nos presentan a los 7 fantásticos voluntarios de Mapfre e iniciamos la marcha por la "vía verde del Tarazonica". Por la antigua andadura del ferrocarril que unía Tudela y Tarazona empezamos a desfilar los 90 andarines.
Enseguida se hacen diferentes grupos que, bajo la tremenda solana, unos a ritmo de locomotora, y otros de talgo, andamos buscando la siguiente sombra con la figura del Moncayo acercándose a cada paso... Nos cruzamos con varios sorprendidos y saludadores ciclistas y senderistas. 
Después de hora y media, la cabeza del convoy llega a Tarazona. Buscamos el refugio de una sombra en los porches de un edificio y esperamos pacientemente la llegada, a cuenta gotas, del resto de componentes. 
 
Traslado en bus a Malón para recoger los coches que habían quedado allí y ponemos rumbo al monasterio de Veruela, segunda parte de la actividad programada.
Llegados allí, nos encontramos que el esperado merendero no existe 😱 y nos desperdigamos en grupos haciendo acopio de las mejores sombras del paseo que va de Vera de Moncayo al monasterio para dar buena cuenta de nuestros merecidos tentempiés.
 
 
Ya con los estomagos llenos y después del calor pasado hasta entonces nos adentramos en el Monasterio de Santa María de Veruela para disfrutar del fresquito, primero visitando el Museo del Vino del Campo de Borja y luego del imponente claustro y demás dependencias del Monasterio. 
 
Santiago, el simpático guía de la visita, nombra monje a Kike, Abadesa a Lorea, hermana conversa a Sara y cocinero a Kevin; los viste con sus hábitos y delantales y dota a la abadesa de su báculo y al cocinero de su cucharón... 
Bajo la represiva mirada de la Abadesa hemos logrado recrear (...durante 3 segundos!!) el eterno silencio entre los muros del refectorio... 
 
Visitamos el claustro con su lavatorium, la cocina, el scriptorium, la sala capitular, la majestuosa iglesia y culminamos la amena visita en lo que era el almacén-despensa hoy convertido en una sala-exposición dedicada a Gustavo Adolfo Bécquer, ilustre morador del monasterio, donde Vicente recitó parte de uno de sus poemas poniendo fin a la actividad.
 
Despedida y cada mochuelo a su olivo...
 
Gracias a la Fundación Mapfre, Asún y los voluntarios que nos han acompañado hoy.
A Javier, impecable chófer de Autocares Carretero.
A Santiago, el guía del monasterio, porque la visita interactiva ha sido interesante, divertida y didáctica.
 
Y gracias en especial a todas y cada una de las familias y amigos de Aragua que han colaborado para que hoy haya sido un día memorable.
PD.- Si nos haceis llegar fotos publicaremos un album en nuestra pagina de facebook (No dejeis de seguirnos!! www.facebook.com/Aragua.Asociacion.Deportiva/)

Categoría

General

Etiqueta:

, , , ,

Compartir: